Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Don't have a credit card yet?

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt.

AVISO LEGAL Y PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

AVISO LEGAL Y PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES

1) DATOS IDENTIFICATIVOS DEL TITULAR

SABEMOS AYUDARTE SL, con CIF: B90068867 y Domicilio en Torneo Parque Empresarial, Calle Astronomía número 1, Torre 1, planta 10, módulo 3, 41015 Sevilla cuyos datos registrales son: Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, el 16/05/2013, en el Tomo 5694, Folio 20, inscripción 1, con hoja SE-97192, diario 774, asiento 40. Constituida ante el notario D. Gerardo Delgado García el 9/5/2013, es la titular de la página Web www.ae-asesores.com. En relación con el mismo se establece el presente aviso legal, que ha sido elaborado de conformidad con la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, Ley 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (en lo sucesivo, “LOPD”) y demás normativa concordante, con el objeto de regular el uso del portal al que se accede a través de la Página de Internet www.ae-asesores.com

SABEMOS AYUDARTE SL tiene como principal actividad la comercialización de diferentes productos y servicios jurídicos, económicos y financieros a través de un servicio presencial, telefónico o digital.

2) PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL

De conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (en adelante, “LOPD”), se le informa que los datos recabados a través de este portal o a través de las líneas de atención telefónica serán incluidos en un fichero de datos personales responsabilidad de SABEMOS AYUDARTE SL, con la finalidad de facilitar la prestación de los servicios, gestión de los servicios relacionados con la actividad de SABEMOS AYUDARTE SL, así como el envío de comunicaciones comerciales por cualquier medio, para lo cual, por la presente, el usuario presta su consentimiento expreso. En cualquier momento, usted se podrá negar a recibir comunicaciones comerciales poniéndose en contacto gratuitamente con nosotros a través de la siguiente dirección: info@ae-asesores.com

El usuario podrá ejercitar gratuitamente sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, de acuerdo a la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, mediante la remisión de una comunicación en la dirección del Responsable del Fichero, debiendo incluir su nombre, apellidos, fotocopia de su DNI, un domicilio a efecto de notificaciones e indicar expresamente el derecho que desea ejercitar, poniéndose en contacto con nosotros a través de la siguiente dirección: info@ae-asesores.com

SABEMOS AYUDARTE SL se compromete al cumplimiento de su obligación de secreto de los datos de carácter personal y de su deber de tratarlos con confidencialidad, y asume, a estos efectos, las medidas de índole técnica, organizativa y de seguridad necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 sobre Protección de Datos de Carácter Personal, su Reglamento de Desarrollo (RD 1720/2007, de 21 de diciembre) y demás legislación aplicable.

UN INSTRUMENTO MUY EFICAZ PARA GARANTIZAR LA SUPERVIVENCIA Y UNA ORDENADA TRANSMISIÓN DE LA EMPRESA A LAS GENERACIONES FUTURAS ES EL PROTOCOLO FAMILIAR.

La empresa familiar está sometida continuamente a retos y obstáculos a los que ya estamos habituados aquellos que nos dedicamos al asesoramiento empresarial. Pero no cabe duda alguna, que uno de esos retos, y quizás es el más importante de todos ellos, es el de la sucesión de la empresa a las generaciones futuras, y hacerlo, garantizando la transmisión de los valores de la empresa y garantizando la viabilidad del modelo de negocio y, con ello, la supervivencia. Estadísticamente, es la transmisión de la segunda a la tercera generación, la que, por multitud de razones, presenta una mayor mortalidad empresarial: Un 82% de las empresas no supera esta fase. Son datos escalofriantes, y ante los que se debe de actuar a tiempo en cualquier proyecto empresarial.
En nuestro despacho venimos utilizando el Protocolo Familiar, unido y en coordinación con otros instrumentos, tales como las Capitulaciones Matrimoniales, Testamentos, Consejo y Asambleas Familiares, como elementos de regulación de las relaciones familia – empresa, y como solución a la cuestión de la sucesión empresarial.

Definición.

A estos efectos, la Empresa Familiar la podemos definir como aquélla en que el control y poder de dirección sobre una empresa o grupo de empresas está en manos de una o varias familias, con la intención de transmitirla a las generaciones futuras.

El Protocolo Familiar. La solución planteada.

Con el Protocolo Familiar, en coordinación con otros instrumentos, como las Capitulaciones Matrimoniales, Testamentos, Consejo y Asambleas Familiares, pretendemos evitar que se trasladen a la vida de la empresa las tensiones familiares y, de paso, garantizar la supervivencia de la misma, así como planificar una ordenada sucesión a las generaciones futuras, y contemplar los procedimientos a seguir para el acceso de los familiares a la empresa y condiciones de su incorporación a la misma, retribución, derechos y deberes, así como la resolución de los conflictos que se generen entre empresa y familia.

Aspectos jurídicos.

El Protocolo Familiar es el pacto por el que los socios regulan las condiciones y modo de operar en las relaciones entre familia, empresa y propiedad, y se planifica la continuidad y sucesión, así como los procedimientos a seguir para la solución de los conflictos que puedan surgir.

Se trata, en todo caso, de un documento amplio y que se debe confeccionar a “medida” de cada empresa, teniendo en cuenta las peculiaridades de la empresa, de la familia, del sector, de la competencia, así como del grado de madurez de los intervinientes y/o miembros de la/s familias.

Es importante destacar que, jurídicamente, se trata de un documento contractual, y que, como tal, obliga a sus intervinientes, existiendo la posibilidad de incorporar dichos pactos a los estatutos sociales, e inscribirlos en el Registro Mercantil, cosa muy recomendable, sobre todo, si queremos conseguir que pueda resultar vinculante a terceras personas o a familiares no intervinientes o que no quieran suscribir los acuerdos adoptados.