Imprimir
Visto: 6284

Cuando la huelga afecte a empresas encargadas de la prestación de cualquier género de servicios esenciales de la comunidad, entendidos como servicios que permiten satisfacer los derechos fundamentales, las libertades públicas y los bienes constitucionalmente protegidos, con independencia del régimen público o privado de su prestación, la autoridad gubernativa tiene la potestad y el deber de dictar las medidas necesarias para garantizar el mantenimiento de los citados servicios.

Pero, ¿Cuáles son las obligaciones de empresarios y trabajadores en relación a esos servicios mínimos?
Obligaciones para la empresa.

Una vez dictada la resolución gubernativa fijando los servicios esenciales, la empresa debe proceder a su puesta en práctica, en los términos en ella fijados, pudiendo completar técnica y funcionalmente la disposición sobre mantenimiento de los servicios esenciales. La dirección de la empresa deberá designar los concretos trabajadores que han de mantener los servicios esenciales, pudiendo incluso nombrar a trabajadores huelguistas, siempre que la decisión no sea arbitraria, debiendo dar preferencia, de ser posible, a aquellos que no secunden la huelga.
Para los trabajadores designados.

Estarán obligados a prestar los servicios para los que han sido designados, aún en el caso que consideren ilegal la medida gubernativa o empresarial. Su negativa injustificada puede constituir falta muy grave, encuadrable dentro del despido disciplinario.